#SoyARGOpen: Santiago, sogui

Guías indispensables de quienes presencian la acción en el torneo, los acomodadores representan un pulmón esencial de todo evento. Cómo es el día en el Argentina Open para uno de ellos.

Soy Santiago, tengo 26 años y llegué al Argentina Open en 2011. Había terminado el colegio y, desde ese momento, no paré de trabajar. Excepto en 2015, por un viaje.

 

Comencé como “sogui” raso y con los años llegué a jefe de puerta. Y, ahora, me desempeño como jefe de “soguis”.

La tarea del sogui es controlar el ingreso al estadio. Revisa tickets, chequea pulseras y acomoda a la gente dentro del estadio. Se lo llama así porque en general las puertas son cortadas por una soga que limita cuándo ingresar y egresar. Siempre guiado por los cambios de lado del partido.

Este es mi segundo año en este puesto y, con otro jefe, coordinamos 44 personas. Antes del inicio del torneo, hacemos una reunión informativa de cómo se hace el trabajo, cuál es el trato con las personas, que debe ser cordial, y a medida que pasan los días resolvemos todas las dudas.

Lo que más me gusta de esta labor, además de ser un apasionado por el deporte, es ver buen tenis y compartir una experiencia distinta con quien trabajás.

En lo personal, hace dos años conocí aquí a mi novia, la persona con la que comparto esta etapa. En lo profesional, a muchos que estudian organización de eventos. Aquí se puede crecer. Y se ve reflejado en cualquier persona que le preguntas. Es un gran norte para los que opten por este camino.

 

Dejar un comentario