Danka kovinic, a la final

Danka Kovinic es la primera finalista del Argentina Open. La montenegrina jugó a un altísimo nivel y le ganó a Paula Ormaechea por 6-0 y 6-1.

Danka es la mejor rankeada del torneo y lo demostró en la cancha. Con un contexto desfavorable para ella, con mucho calor y humedad en la Ciudad de Buenos Aires y público alentando a la tenista local, Kovinic (71ª) jugó un partidazo. La balcánica fue superior de principio a fin para meterse en la final.

Desde el comienzo del partido, la europea complicó a la sunchalense con sus tiros fuertes y angulados. Si bien, Paula hacía su esfuerzo por defender la pelota en cada punto, se le hizo muy difícil por el nivel de su rival. Con el saque, Kovinic tiene un arma imponente. De ese modo, hizo dos aces y ganó el 78,3% de puntos desde el primer servicio. Ormaechea no tuvo ninguna chance de break en todo el juego. Mientras que la nueva finalista del Argentina Open generó ocho break points y efectivizó tres.

“Sentía que no podía hacer nada. Ella tuvo un gran mérito”, comentó Paula en la conferencia de prensa post partido. La santafesina se mostró incómoda durante todo el partido. Desde el comienzo acumuló una gran cantidad de errores no forzados, producto del nivel de su rival, ya que debía arriesgar cada vez más para poder ganarle los puntos.

Para el segundo set, Paula dio un poco más de pelea. Comenzó a disminuir los errores y estirar los puntos. Sin embargo, Kovinic siguió muy firme y precisa. Una molestia en el hombro derecho terminó de complicarle las cosas a la argentina de 30 años, que recibió asistencia médica cuando iba 1-4. La ex 46ª del ranking finalizó el partido muy sólida para cerrarlo 6-1 y sellar su pase a la final del Argentina Open. Será la primera definición que jugará desde el 21 de abril de 2021, cuando cayó ante Veronika Kudermetova en el Charleston Open WTA 500.

El público despidió a Ormaechea con un sentido aplauso tras su gran presentación en el Buenos Aires Lawn Tennis Club, donde pasó a la semifinal por primera vez en casi 10 años. La nueva 164ª del ranking hizo un balance de lo que fue su semana en Buenos Aires. “Estoy orgullosa de mí. El torneo es hermoso, increíble y ojalá lo puedan seguir haciendo. Fue recontra especial entrar a una cancha y que haya tanta gente alentando por mí. Fue increíble, me pone la piel de gallina. Es súper importante para el tenis femenino. De corazón espero que este torneo siga y que crezca. Fue un placer enorme para mí estar acá”, confesó Ormaechea.

Mientras que quien cumplió ayer 28 años espera en la final por Lourdes Carlé o Panna Udvardy. Además, junto a Nadia Podoroska jugará hoy en el tercer turno la semifinal en dobles, contra Sara Errani e Irina Bara.